Yoga para niños

El yoga es un método divertido y natural para que los niños y niñas conecten con ellos mismos y con su entorno.

Cada clase de yoga es un espacio ideado para que cada niñ@ desarrolle y encuentre herramientas para su bienestar físico y emocional. En nuestras clases presentamos el yoga de forma atractiva, lúdica y motivadora. De esta forma el niñ@ se entrega a la práctica con la misma curiosidad y pasión que un investigador en su laboratorio (su propio cuerpo). Por eso resulta una actividad natural para ellos, estando por tanto abiertos a recibir todos sus beneficios.

El yoga les aporta tranquilidad, mejora su atención,  habilidades físicas, les ayuda a conocerse mejor y a gestionar sus emociones.

En las clases de yoga para niños en el centro también cantamos mantras y tocamos instrumentos como el shrutybox, Dholak, flauta, cuencos tibetanos etc.

La práctica de yoga es recomendable para niñ@s de todas las edades y perfiles; Para los más activos supone una estupenda forma de canalizar su energía; para los que son algo tímidos les brinda impronta y valor (e incluso tal vez descubran que no los son tanto).

A los que son algo inseguros les ayuda a superar miedos y  a reforzar su autoestima. También les brinda la oportunidad de liberar tensiones y de entender sus cambios de estado ánimo, dando una salida inteligente a sus emociones.

Constituye asimismo una terapia maravillosa para niñ@s con hiperactividad, déficit de atención, dificultades motrices, malos hábitos posturales, inseguridad, problemas de conducta, dificultades de concentración o problemas de sueño: Una oportunidad para todos de aprender jugando, de conectar los dos hemisferios del cerebro y de reconocer y ejercer sus propios talentos.

es_ESSpanish